Reportajes

Reportan que Facebook sabía que su red social fue utilizada para el tráfico sexual de mujeres en EE.UU.

Según uno de los documentos filtrados, la principal preocupación de Facebook en relación a las redes de tráfico era «prevenir el riesgo reputacional para la empresa».

Facebook sabía que sus productos fueron utilizados como una herramienta para promocionar una red de tráfico sexual pero habría hecho poco al respecto, según una investigación del diario USA Today publicada este jueves y basada parcialmente en los documentos internos de la compañía recién difundidos por un consorcio de 17 medios estadounidenses.

En un informe interno de noviembre de 2019, el equipo de Facebook afirmó que había detectado y desactivado una red criminal que explotó a al menos 40 mujeres en EE.UU.

'Papeles de Facebook': qué revela la mayor filtración de documentos internos de la red social

La red de tráfico sexual fue ideada por un residente de Florida, David Williams, detenido en 2019, que regentaba salones de masajes en cuatro estados del país. Williams, junto con su exmujer Qun Shen, utilizaba decenas de páginas y cuentas de Facebook para promover los salones y contrataba publicidad en la que se insinuaban servicios sexuales.

Según muestran los documentos de Facebook, el objetivo de la red criminal eran mujeres de áreas con problemas económicos, en particular, de Filipinas. Los traficantes atraían a las víctimas a través de la red social con mensajes románticos y promesas de matrimonio y las llevaban hasta EE.UU., donde trabajaban 14 horas diarias en los salones de masaje. 

En su informe, Facebook declaró que la investigación de la empresa permitió bloquear las 84 páginas y 22 cuentas asociadas con la red. Al mismo tiempo, la compañía aseguraba que logró identificar el ‘modus operandi’ de la trama criminal a fin de «obtener información sobre cómo problemas de este tipo podían abusar» de sus productos. Por otra parte, se destacaba que otro informe «probablemente estaba siendo creado» para notificar a las fuerzas de seguridad sobre los hallazgos.

sddefault

De acuerdo con el portavoz de Facebook, Andy Stone, la empresa investigó la actividad ilegal en sus plataformas y entregó sus conclusiones a las fuerzas del orden, si bien el vocero no mencionó a quién ni cuándo había comunicado los descubrimientos. Asimismo, señaló que la compañía bloqueó todas las cuentas relacionadas con Williams.

Dos exempleados demandan a Zuckerberg y a su esposa por acoso y discriminación en la oficina familiar de la pareja millonaria

«Hemos estado combatiendo el tráfico de personas en nuestra plataforma durante muchos años y nuestro objetivo sigue siendo impedir que alguien que busque explotar a los demás tenga un hogar en nuestra plataforma», subrayó Stone.

No obstante, las fuerzas de seguridad estadounidenses ya estaban investigando el caso tras un aviso de la Línea Directa Nacional contra el Tráfico de Personas y una carta anónima. Mientras, los registros judiciales consultados por USA Today no hacen mención alguna a los hallazgos de Facebook. Asimismo, la investigación del diario mostró que la empresa no bloqueó al menos 3 cuentas de los salones de la red criminal, incluidas publicaciones que promocionaban «masajes sensuales de cuerpo entero».

«Prevenir el riesgo reputacional para la empresa»

El caso de Williams parece ser solo una de las varias investigaciones internas de Facebook enfocadas a la explotación de personas a través de sus plataformas. Según los documentos internos, la empresa habría sabido que sus productos formaban parte de redes de tráfico de personas durante más de tres años. Sin embargo, Facebook parecía reacio a actuar por miedo de que esto pudiera afectar a sus usuarios. 

De acuerdo con los informes de Facebook, en 2018 la empresa descubrió que su red social Instagram fue utilizada para vender empleados domésticos en Arabia Saudita, pero no consideró que esas cuentas violaban sus políticas. Según muestra uno de los documentos filtrados, la principal preocupación de Facebook en relación a las redes de tráfico era «prevenir el riesgo reputacional para la empresa».

Por su parte, Stone señaló que «carece de sentido sugerir que se trata de la posición de Facebook o de su liderazgo basándose en un solo comentario de un documento de trabajo interno».

Las acusaciones forman parte de la gran cantidad de documentos internos de Facebook filtrados a los medios de comunicación en los últimos días y denominados en su conjunto ‘Papeles de Facebook’, que han convertido a la empresa en objeto de fuertes críticas por el polémico manejo de sus productos. RT.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba