InternacionalesNoticias

Varias personas fueron agredidas por un auto en marcha en protesta EU

Una mujer fue acusada en Estados Unidos de intento de asesinato después de que supuestamente condujo su automóvil contra un grupo de opositores y manifestantes del grupo Black Lives Matter, (Las vidas negras importan) en una protesta realizada en el sur de California, informaron ayer medios locales.

La manifestación bautizada “Caravana por la Justicia” pretendía ser una protesta pacífica en la ciudad de Yorba Linda, unos 56 kilómetros al este de Los Ángeles, el sábado por la tarde pero rápidamente se convirtió en una confrontación de insultos y empujones cuando llegaron partidarios del presidente Donald Trump.

Tatiana Turner, de 40 años, salía del estacionamiento de la Biblioteca Pública de Yorba Linda durante la protesta cuando supuestamente condujo su automóvil a través de una intersección y golpeó a un hombre y una mujer, según dijo a los medios locales Carrie Braun, vocero del Departamento del Alguacil del Condado de Orange

“Aproximadamente 30 minutos después de que comenzaron las protestas, comenzamos a recibir informes de altercados físicos que ocurrieron entre los dos grupos de protesta, incluido al menos un individuo que fue rociado con gas pimienta por otro manifestante”, explicaron las autoridades.

Las autoridades declararon la manifestación como ilegal después que más personas llegaron, se desataron actos de violencia.

Violencia policial

La policía en Portland arrestó el sábado por la noche a manifestantes anti brutalidad policial que se habían congregado en el centro de la ciudad. Poco después de la 9 p.m., los agentes derribaron a manifestantes y los detuvieron mientras una muchedumbre de centenares les gritaba.

La policía les dijo a los manifestantes que retrocediesen y saliesen de las calles mientras realizaba los arrestos. Los manifestantes corearon: “íNo hay policías buenos en un sistema racista!”.

Varios dispararon fuegos artificiales contra la policía. KOIN-TV colocó un video en el que la policía advierte que los manifestantes que lancen proyectiles serían arrestados. A las 10 p.m. la policía dejó la escena. Los manifestantes siguieron en la calle.

Previamente el sábado, dijo que una marcha de ultraderecha y contra-protestas se dispersaron mayormente su violencia seria, aunque las autoridades investigaban una agresión a una persona que documentaba los eventos y fue empujada al suelo y pateada en el rostro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba