Noticias

Un Policía tuvo que vestirse de cura para rescatar a una mujer y a un niño secuestrados

En la escena el agente quitó la vida de un disparo al secuestrador, el cual era perseguido por la muerte de otro hombre

Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.- Un oficial de la Policía Nacional se vistió de sacerdote para rescatar un niño y una mujer secuestrados por un presunto delincuente, el cual dijo que para entregarse había solicitado un periodista y un religioso.

El teniente coronel Lira, con sotana y ropa de sacerdote, trató de mediar con José Antonio Reyes Uyola (El Gordo), quien tenía secuestrados a las dos personas, pero las negociaciones no prosperaron.

El Gordo, acusado de herir, además, un menor de 17 años, mantenía en cautiverio a un niño de un año de edad y a una mujer, quienes al final fueron rescatados por la Policía Nacional.

El hecho que ocurrió en el sector denominado La Cruz del municipio de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez, mantuvo en vilo a toda la comunidad.

“El hombre no quería ceder, tenía el niño y la señora apuntando con una pistola, y hubo que actuar”, precisó de forma tajante el oficial a los medios de comunicación, mientras salía vestido de sacerdote de la escena del caso.

Según los informes, Reyes Uyola, es oriundo del municipio de Maimón, provincia Monseñor Nouel.

Según explicó la Policía Reyes Ulloa está vinculado con la muerte de otro hombre apodado El King, quien manejaba un punto de droga, cuyo cuerpo fue encontrado enterrado en una loma de Cotuí.

Mientras el propio secuestrador había colgado un vídeo que el secuestro del niño y la mujer las hacía por la muerte de Eriberto Santana Evangelista (Cacón), asesinado y enterrado en una zona montañosa del sector Las Colinas, Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba