Noticias

Salvar Vidas una labor altruista

 

Por: Providencia Rossi Pujols

Entrenador Salvavidas Miguel Cuevas
Entrenador Salvavidas Miguel Cuevas

Santo Domingo. La vocación de servir a las demás, es lo que lleva a  Miguel Cuevas Rivera cada día a arriesgar su propia vida para salvar a quienes están en peligro de morir ahogados  en playas, Ríos, piscinas o cualquier otro tipo de balneario de la República Dominicana.

Cuevas Rivera, inició su labor altruista siendo apenas un adolescente, hoy preside la Federación  Nacional de Salvamento acuático, rescate y socorrismo (FENASARS), una institución sin fines de lucro cuya principal misión es  aglutinar a todas las Asociaciones de Salvavidas del país, capacitar en salvamento y seguridad acuática y brindar servicio de protección de bañistas en entidades públicas y privadas.

La entidad de servicio que cuenta con 250 miembros, dedicados en cuerpo y alma a salvar vidas, que no depende de ninguna entidad, ni recibe recursos estatales, tiene entre sus fortalezas, ser la pionera en la capacitación y formación de socorristas acuáticos  de República Dominicana, “Nosotros hemos evaluado el 70% de los balnearios del país y hemos  asesorado a hoteles, clubes, ayuntamientos que tienen áreas de bañistas,  sobre los equipos que se deben utilizar , avalar la capacitación de los técnicos”.

Entre las debilidades de la entidad, Cuevas cita la falta de recursos para poder llegar a aquellos  lugares donde se requiere sus servicios de protección de bañistas.

Grupo Salvavidas
Grupo Salvavidas

El asueto de la Semana Santa, es uno de los momentos de mayor demanda de sus servicios de  prevención y rescate, por lo que la Federación de Salvamento Acuático se pone al servicio voluntario de la Defensa Civil, a través de la cual diseminan su personal  en diferentes  balnearios del país.

La capacitación recibida por el experto en Salvamento y Rescate Acuático, inició en el cuerpo de Paz de los Estados Unidos en el país, así como  en la Cruz Roja, en  la Asociación Nacional de Salvavidas,  en la Cruz Roja de Mont Blanc, Tarragona, España.

Para Miguel, al igual que todo el personal bajo su mando, su trabajo representa un constante riesgo, “En todo rescate dentro del agua está en peligro  la vida humana, tanto del salvavidas como del  accidentado, la labor del salvavidas es prevenir que haya un accidente”, pero cuando ocurre el accidente  hay cuatro etapas que va desde , cosas simples, accidente menor, como una herida , personas accidentadas, que deben ser ubicados y tratados , casos graves, cuando hay lesiones y muerte, destaca el experto en salvamento acuático.

“Las normas de rescate dicen que primero el socorrista,  que la persona  en riesgo, pero siempre se hace lo posible por rescatar a la persona” dice  Miguel al destacar, que además  tener una excelente preparación en natación, un buen socorrista acuático para salvar vidas debe someterse a un riguroso entrenamiento en agarres, zafes, escala de inmersión, ahogamiento, prevención, uso y manejo de los equipos de protección de bañistas como son el anillo  salvavidas, torpedo. Además, la parte de primeros auxilios es básica, la parte  de soporte vital de vida, cando cuando persona le da un paro cardiorrespiratorio, por ejemplo, el salvavidas debe saber cómo tratarlo, la parte de los levantamiento, cómo trasladar a una persona para que no tenga una lesión mayor, permanente.

En los 25 años de experiencia en salvamento y rescate acuático, entre los casos que verdaderamente  han impactado a Miguel, fue en la isla de Ganáis en Haití, cuando en 1997 se hundió una embarcación y le pidieron ayuda a la República Dominicana para rescatar los cadáveres, “yo estuve ahí  y sentí la frustración de todo socorrista,  ante tantos cadáveres y pocos sobrevivientes, es que el objetivo nuestro es salvar vidas”.

Miguel asegura que ha trabajado  de manera voluntaria y como empleado  privado, de ahí pagó su carrera universitaria de licenciado en Educación.

En  Semana Santa la entidad asesora  a instituciones como Defensa Civil, Cuerpo de Bomberos de algunos municipios y ofrecen sus servicio voluntario, en el Caso de Miguel, durante el asueto de Semana Santa está trabajando  en el Distrito Municipal de Don Juan de Monte plata, donde tienen instalada  una torres de vigilancia para ofrecer un servicio permanente en los balnearios que corresponden al rio Ozama, como un proyecto piloto  del anteproyecto de ley  de protección de bañistas, que se aprobó hace unos  días en la cámara de diputados, el cual fue creado por  un grupo de técnicos de la entidad.

Una de las entidades que forma parte de la Federación  Nacional de Salvamento acuático, rescate y socorrismo, es la Asociación Regional de Salvamento y Seguridad Acuática (ARSSA),   una organización sin fines de lucro que trabaja con jóvenes  de las comunidades del sur del país.

Su presidenta, Xiomara Tejada Pujols, inició desde muy jovencita su labor altruista en su comunidad de Los Tres Brazos, encausando a niños y jóvenes a incursionar en el deporte y la labor voluntaria.

“En ARSSA, captamos los jóvenes y los capacitamos  en el área de salvamento y seguridad acuática, primeros auxilios, rescate en el agua”, destaca la entrenadora, que la entidad que dirige  trabaja en combinación  con las demás instituciones  como Defensa  Civil, Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, los ayuntamientos.

ARSSA, trata  de extender su labor en toda la región Sur para poder brindarles a los bañistas la seguridad que realmente requiere en cada balneario que existen en la zona, para lo cual necesitan, ser valorado la labor del salvavidas, que  los estamentos estatales y privados entiendan que es una carrera técnica, “que  las personas que trabajamos en esa área estamos realmente capacitados  que cuando hacemos alguna solicitud a ciertas instituciones  del Estado es porque necesitamos,  ya sea una torre , uniformes, exigimos que se nos tome en cuenta como   personas con  un valor social,  que queremos dar seguimiento y continuidad a los demás  jóvenes de las comunidades” acentuó Tejada.

Según nos explica la experta en rescate acuático, aprender a nadar, a conocer lo que es salvamento acuático  es una excelente alternativa para sacar a muchos jóvenes en condición de calle, o evitar que muchos otros sean conquistados  arrastrados a ese mundo obscuro de la delincuencia, “creo que hemos hecho mucho y queremos hacer mucho más”.

Tanto Miguel como Xiomara, recomiendan a las personas que en Esta Semana Santa  van a salir, primero que este es un tiempo de meditación  y luego que si deciden ir  a un rio,  playa ,  piscina o cualquier otro balneario que  ingieran el menos alcohol posible, que respete las normas, que escuche al salvavidas, al personal de seguridad, que respete leyes y reglamentos para evitar accidentes o incidentes desagradables.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba