Noticias

Inicia recorrido símbolos  Jornada Mundial Juventud 

Dajabón.  Con la presencia de las principales autoridades eclesiásticas del país, inició  por primera vez el recorrido por República Dominicana de La Cruz Peregrina e Icono de la Virgen,  símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud.

La apertura del recorrido,  estuvo encabezada por monseñor Francisco Ozoria, arzobispo de Santo Domingo; monseñor Diomedes Espinal, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), la comisión de delegados de Panamá encabezada por el reverendo padre Justo Rivas, Sub-director de los de los Símbolos JMJ Panamá 2019 y Carolina Quijada,  además de sacerdotes y laicos, los símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud llegaron   a territorio dominicano.

Jornada Mundial de la Juventud
Jornada Mundial de la Juventud

Desde el 25 de noviembre al el 13 de diciembre recorrerán las 11 Diócesis del país, siendo la primera vez,  que estos símbolos de la Jornada Mundial de la Juventud recorren el Territorio Nacional.

Los símbolos  que son La Cruz del Peregrino y el Icono de la Virgen María bajo la advocación Salus Populis Romani” o Protectora del pueblo Romano, ingresaron país procedente de Haití, por la frontera de la provincia de Dajabón, acompañados de una gran representación de católicos haitianos, que estuvo compuesta por sacerdotes, religioso y laicos encabezada por monseñor Quesnel Alphonse, quien es el Obispo Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil de Haití.

Justo cuando el reloj marcaba las 11 de la mañana, Haití entregó los símbolos de manera formal a la representación dominicana, mediante un acto protocolar que se realizó justo encima del histórico río Masacre en el puente que divide a ambos países, donde minutos más tardes, se entonaron las notas musicales de los Himnos Nacionales de Haití y República Dominicana, respectivamente, durante un evento que marcó un hito para historia de la Iglesia Católica en ambas naciones.

Una vez entregados los símbolos, los dominicanos se dirigieron mediante una procesión, encabezada por monseñor Ozoria, por las principales  calles de Dajabón hasta llegar a  la parroquia Nuestra Señora del Rosario, donde se realizó un acto religioso como parte del rito y protocolo de recibimiento.

Luego las insignias de la JMJ se desplazaron hacia la Diócesis de Mao-Montecristi, ubicada en la provincia Valverde, hasta la Fortaleza General Benito Mención, allí la Cuarta Brigada de Infantería del Ejército de la República Dominicana rindió un homenaje mediante un acto protocolar con la entonación, una vez más, de las notas del Himno Nacional. Monseñor José Sinencio Peralta ofreció las palabras de bienvenida y motivó a toda la feligresía católica a unirse a esta gran fiesta que recorrerá las 11 Diócesis del país.

Luego del acto, las autoridades de la iglesia junto a la feligresía y delegaciones de la cinco Diócesis que componen la zona pastoral de la región del Cibao y del país, se desplazaron hacia la Catedral de Santa Cruz de Mao, donde se celebró  la eucaristía central en Acción de Gracias por la visita de los símbolos, presidida por monseñor Francisco Ozoria Acosta.

Durante su homilía monseñor Ozoria explicó el significado de esto signos, los cuales son considerados como reliquias de la ciudad de El Vaticano y dijo que esto ha sido un hito en la historia de la Iglesia Católica en República Dominicana  por ser la primera vez que nos visitan y enfatizó en la importancia de la exaltación a la cruz. “Estamos haciendo historia peregrinando con los jóvenes” dijo Ozoria.

También agregó: “Jesús está estrechamente ligado a la cruz porque ahí entrego  su vida por la humanidad. Es por ello, que Cristo y la cruz están estrechamente vinculados.  Él nos remidió en la cruz y ahí esta nuestra fe y siempre debemos pensar en la cruz de Cristo”.

“El papa San Juan Pablo II, entregó estos símbolos porque la cruz y Cristo son una misma realidad y junto a la cruz siempre estuvo María. Por eso el Papa, nos hace este regalo de la cruz y Madre para que sintamos, entendamos y veamos a través de ella el valor su maternidad, ya que ella es la del Redentor. Debemos siempre contemplar a Cristo en la Cruz y ver a María que siempre le acompaña” puntualizó el Arzobispo de Santo Domingo.

La Cruz Peregrina mide 3,8 metros y fue entregada por primera vez a los jóvenes por el papa San Juan Pablo I.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba