Noticias

Efectos del covid-19 en la salud mental de niños, niñas y adolescentes “podrían prolongarse años”

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierte sobre cómo la pandemia de COVID-19 dejará una «huella imborrable» en la salud mental de niños y jóvenes. Y los efectos de la COVID-19 sobre la salud mental y el bienestar de los niños y los jóvenes «podrían prolongarse durante muchos años».

Según el informe publicado por la organización, Estado Mundial de la Infancia 2021, En mi mente: promover, proteger y cuidar la salud mental de la infancia, ya antes de la COVID-19 los niños, niñas y jóvenes sufrían problemas de salud mental «sin que se hicieran las inversiones necesarias para solucionarlos».

Calculan que más de uno de cada siete adolescentes de 10 a 19 años sufre un trastorno mental diagnosticado en todo el mundo. Y casi 46.000 adolescentes se suicidan cada año, siendo esta una de las cinco principales causas de muerte para este grupo de edad.

En este contexto, señalan las «grandes diferencias» entre las necesidades relacionadas con la salud mental y la financiación que se destina.  Según el estudio, «solamente alrededor del 2% de los presupuestos de salud de los gobiernos se destinan a la salud mental en todo el mundo».

«Incluso antes de la pandemia ya había demasiados niños abrumados por el peso de una serie de problemas de salud mental a los que no se les había prestado atención. Los gobiernos están invirtiendo muy poco para atender estas necesidades esenciales. No se está dando suficiente importancia a la relación entre la salud mental y las consecuencias que se producen más adelante en la vida», dijo Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF.

El informe pide a los gobiernos y a los asociados de los sectores público y privado que se comprometan, comuniquen y actúen para promover la salud mental de todos los niños, niñas, adolescentes y cuidadores. Además de «invertir urgentemente» en la salud mental de niños, niñas y adolescentes en todos los sectores; «garantizar que las escuelas apoyen la salud mental mediante servicios de calidad y relaciones positivas», y «romper el silencio que rodea a las enfermedades mentales, afrontando el estigma, promoviendo una mejor comprensión de la salud mental y tomando en serio las experiencias de los niños y los jóvenes».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba