Internacionales

Policía de Haití implica a venezolano en asesinato de Moïse

El jefe de la policía de Haití acusó el miércoles a un empresario venezolano propietario de una compañía de seguridad en Florida de haber viajado en numerosas ocasiones al país caribeño como parte de una conjura para asesinar al presidente Jovenel Moïse.

Léon Charles, director de la Policía Nacional haitiana, señaló que Antonio Intriago, de la empresa CTU Security, firmó un contrato cuando estuvo en Haití, pero no dio detalles ni presentó pruebas.

“La investigación está muy avanzada”, aseveró Charles.

No se pudo establecer contacto con Intriago para conocer sus comentarios.

El jefe de la policía nacional de Colombia ha dicho que CTU Security usó una tarjeta de crédito corporativa para comprar 19 boletos de avión para trasladar de Bogotá a Santo Domingo a los colombianos presuntamente involucrados en el magnicidio.

En una conferencia de prensa el miércoles por la noche, Charles solicitó a los haitianos que contribuyan con las autoridades a seguir la pista a otros sospechosos que continúan fugitivos, entre ellos un exsenador, al que acusó de facilitar las armas utilizadas en el atentado del 7 de julio.

El exsenador John Joël Joseph, un político haitiano y opositor al partido Tet Kale al que pertenecía Moïse, es uno de cinco fugitivos que, a decir de la policía, están armados y son peligrosos.

“Estamos buscando a estos asesinos, y a donde sea que vayan debemos capturarlos, arrestarlos y presentarlos ante la justicia”, declaró Charles.

En un video difundido el año pasado en YouTube, el exsenador comparó a Moïse con el coronavirus, y dijo que los haitianos han muerto de hambre o fueron asesinados en medio de un incremento de la violencia durante su gobierno.

“La inseguridad ha infectado a todos los haitianos”, manifestó.

El jefe de la policía también anunció el arresto de Gilbert Dragon, que encabezó a un grupo rebele conocido como Frente Nacional Revolucionario para la Liberación y Reconstrucción de Haití. El grupo controló partes del país después del golpe de Estado de 2004 en el que fue derrocado el presidente Jean-Bertrand Aristide.

Las autoridades dijeron haber encontrado varias armas en su casa, entre ellas un sable, dos granadas y un fusil AR-15.

Además, los agentes arrestaron a un haitiano identificado como Reynaldo Corvington, acusado de proveer a los sospechosos albergue y las sirenas que colocaron en los techos de sus vehículos, con la asistencia de otro sospechoso, James Solages, un haitiano-estadounidense detenido hace días.

Corvington es propietario de una compañía de seguridad llamada Corvington Courier & Security Service, que fundó en 1982, de acuerdo con su página web, la cual hace recomendaciones para sobrevivir a un secuestro.

La policía dijo que encontraron varias armas en la casa de Corvington, entre ellas nueve pistolas y un AR-15.

Otro de los fugitivos identificado por la policía es Joseph Felix Badio. Charles dijo que Badio alquiló una casa próxima a la residencia de Moïse para ayudar a que los sospechosos conocieran la zona.

Badio trabajó para el Ministerio de Justicia haitiano, y en marzo de 2013 se unió a una división anticorrupción del gobierno. La agencia afirmó en un comunicado que Badio fue despedido en mayo por “graves infracciones” a las normas éticas, y dijo que entabló una querella en su contra.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba