Internacionales

Expectativas dispares en Venezuela ante el diálogo entre Gobierno y oposición

Los venezolanos viven con actitudes muy dispares el proceso de diálogo que el Gobierno y la oposición arrancaron el pasado viernes en México, con el objetivo inicial de buscar la paz y una solución a la crisis– optimismo, escepticismo o desinterés son algunas de los estados de ánimo frente a unas negociaciones que podrían cambiarlo todo o pasar desapercibidas.

Un pensionado optimista, una ama de casa que no está enterada o un ingeniero que no cree que cambie algo en el país son algunos de los ejemplos de cómo vive Venezuela, desde la distancia, las reuniones entre oficialistas y opositores, y que cuentan con unos precedentes poco esperanzadores. Santo Domingo y Barbados fueron los escenarios de sendos diálogos fallidos, en 2018 y 2019 respectivamente, que hacen pensar que México podría ser otro más para sumar a la desafortunada lista.

En esta ocasión, el presidente Nicolás Maduro exige el levantamiento de las sanciones, que se incluya el “reconocimiento de las autoridades legítimas” del país, actualmente sin apoyo por parte de la comunidad internacional, y la “renuncia a la violencia» Y la oposición solicita “condiciones” para unas elecciones “libres, justas y transparentes”, así como la liberación de presos políticos y la entrada de ayuda humanitaria.

ESPERANZAS DISPARES

Pese a los fracasos anteriores, el jubilado Víctor Urdaneta, de 72 años, dijo a Efe que ve el nuevo intento como “bastante positivo» y espera que de esas conversaciones se logre el levantamiento de las sanciones internacionales contra Venezuela, bajo un Gobierno del que se dice afín.

Con actitud más desinteresada, Tibisay Rojas, ama de casa de 69 años, asegura no tener información al respecto. No conoce a los integrantes de las delegaciones ni los temas de la agenda. A pesar de todo, espera que los problemas que la aquejan a ella y a miles de venezolanos en el país sean tomados en cuenta.

Contrario a Rojas, Daniel Conteras, de 65 años, está bien informado. Conocedor de los procesos de los diálogos fallidos que se han dado en el pasado, prefiere guardar cautela y mantener sus expectativas bajas. “Ya se han hecho varias reuniones, varios ciclos y no se ha llegado a ningún acuerdo en los procesos anteriores, hay que esperar para ver”, aseguró a Efe.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba