Internacionales

Desarrollan un nuevo tratamiento contra el COVID-19 y sus variantes peligrosas

En el transcurso de la pandemia de coronavirus, han surgido nuevas variantes de virus que rápidamente se han vuelto dominantes. Éstas suelen ser más infecciosas que la cepa que apareció por primera vez en Wuhan (China). Su proteína espiga mutada también puede “escapar” de la neutralización por algunos anticuerpos originalmente efectivos de personas infectadas, recuperadas o vacunadas. Esto hace que sea más difícil, incluso para un sistema inmunológico ya entrenado, eliminar el virus. Este problema también afecta a los anticuerpos y nanocuerpos terapéuticos desarrollados previamente.

Ahora, investigadores de Göttingen, Alemania, han desarrollado mini-anticuerpos que bloquean eficientemente el coronavirus SARS-CoV-2 y sus peligrosas nuevas variantes. Estos llamados nanocuerpos se unen y neutralizan el virus hasta 1000 veces mejor que los mini-anticuerpos desarrollados antes. Además, los científicos optimizaron sus mini-anticuerpos para lograr estabilidad y resistencia al calor extremo. Esta combinación única los convierte en agentes prometedores para tratar COVID-19. Dado que los nanocuerpos se pueden producir a bajo costo en grandes cantidades, podrían satisfacer la demanda mundial de terapias COVID-19. Actualmente se encuentran en preparación para ensayos clínicos.

Los anticuerpos ayudan a nuestro sistema inmunológico a defenderse de los patógenos. Por ejemplo, las moléculas se adhieren a los virus y los neutralizan para que ya no puedan infectar las células. Los anticuerpos también pueden producirse industrialmente y administrarse a pacientes con enfermedades agudas. Luego actúan como medicamentos, aliviando los síntomas y acortando la recuperación de la enfermedad. Esta es una práctica establecida para el tratamiento de la hepatitis B y la rabia. Los anticuerpos también se utilizan para tratar pacientes con COVID-19. Sin embargo, producir estas moléculas a escala industrial es demasiado complejo y caro para satisfacer la demanda mundial. Los nanocuerpos podrían resolver este problema.

VACUNA2

Los científicos del Instituto Max Planck (MPI) de Química Biofísica en Göttingen (Alemania) y el Centro Médico Universitario de Göttingen (UMG) fueron los responsables del hallazgo publicado en una revista científica. “Por primera vez, combinan una estabilidad extrema y una eficacia sobresaliente contra el virus y sus mutantes Alfa, Beta, Gamma y Delta”, enfatiza Dirk Görlich, director del MPI de Química Biofísica.

A primera vista, los nuevos nanocuerpos apenas difieren de los nanocuerpos anti-SARS-CoV-2 desarrollados por otros laboratorios. Todos están dirigidos contra una parte crucial de los picos de coronavirus, el dominio de unión al receptor que el virus despliega para las células huésped invasoras. Los nanocuerpos bloquean este dominio de unión y, por lo tanto, evitan que el virus infecte las células. “Nuestros nanocuerpos pueden soportar temperaturas de hasta 95 ° C sin perder su función ni formar agregados”, explica el doctor Matthias Dobbelstein, profesor y director del Instituto de Oncología Molecular de la UMG. “Por un lado, esto nos dice que pueden permanecer activos en el cuerpo el tiempo suficiente para ser efectivos. Por otro lado, los nanocuerpos resistentes al calor son más fáciles de producir, procesar y almacenar”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba