Internacionales

Departamento de Estado busca poner fin a TPS

Washington.  Cerca de 413.500 inmigrantes,  procedentes de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Haití que viven en los Estados Unidos, podrían perder el beneficio que les ofrece el Programa  de Protección Temporal (TPS), debido a que el Departamento de Estado ha recomendado poner fin a ese Estatus.

De acuerdo a una información ofrecida hoy por The Washington Post, los inmigrantes que residen y trabajan legalmente en la nación Norteamericana bajo la protección del programa migratorio creado en 1990, para beneficiar a  nacionales de naciones afectadas por conflictos bélicos o desastres naturales podrían quedar desprotegidos, por la decisión del Departamento de Estado, enviada al Departamento de Seguridad Nacional, según explicó una fuente anónima, al reconocido diario.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba