Economía

Tecnologías información tendencia agricultura moderna

Santo Domingo.  El director del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), Juan Chávez, afirmó que en el uso de las tecnologías de la información que permiten estimar, entender y evaluar el comportamiento interno y externo de los cultivos, está la clave para aumentar la producción y productividad que requiere la agricultura moderna.

Chávez hizo la afirmación al dictar la conferencia “Agricultura de precisión en la República Dominicana”, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde informó que con la misma el CONIAF inicia un ciclo de 25 diálogos de este nivel en todas las universidades del país.

Precisó que la información colectada  a través del Sistema Global de Navegación por Satélite, junto a sensores e imágenes aerotransportadas, y al Sistema de Información Geográfica, permite evaluar con mayor precisión la densidad óptima de siembra, calcular la cantidad adecuada de fertilizantes u otros insumos, y predecir el rendimiento de los cultivos.

“Básicamente, la agricultura de precisión en República Dominicana debe construirse como un modelo destinado a ayudar a técnicos  y agricultores a conocer la variabilidad de su suelo, planificar las simientes, programar el manejo de plagas y enfermedades, el tiempo de riego, la fertilización, cosecha, empaque y comercialización”, manifestó el funcionario.

Dijo que este modelo se construye obteniendo datos de estas variables a través de las tecnologías de la información para aplicarlos de forma preventiva para mejorar la posibilidad de obtener una alta productividad en la cosecha.

“Con una agricultura de precisión podemos aumentar la productividad y mejorar la sostenibilidad ambiental, y con ello garantizar la seguridad alimentaria y el combate a la pobreza a nivel nacional y mundial”, aseguró Juan Chávez.

Entre los principales componentes de la agricultura de precisión el director del CONIAF citó el uso de scaners para análisis de suelo, el uso de simientes genéticamente mejoradas, el riego por goteo, y fertilizar aplicando la fuente, dosis, momento y forma correcta.

Para adoptar el nuevo modelo de agricultura de precisión el CONIAF recomienda a técnicos y productores no sembrar lo que no tiene un mercado asegurado, y prestar especial atención a la variabilidad del suelo como instrumento vital para el manejo del cultivo.

Además, seleccionar simientes de acuerdo con el plan de manejo, obtener equipos de monitoreo continuo a tiempo real, inocular las plántulas con controladores biológicos, diseñar un programa de manejo integrado de plagas y enfermedades, y otro de monitoreo de necesidades de irrigación, así como de los procesos de cosecha y post cosecha.

Precisó que todas estas actividades deben estar planificadas siguiendo el concepto de agricultura climáticamente inteligente y el de agricultura circular, para asegurar tanto el incremento de productividad como la sostenibilidad ambiental.

La actividad fue organizada por la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias de la UASD, y contó con la participación de funcionarios públicos y privados, profesionales y estudiantes de la casa de altos estudios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba