Economía

Perla del Sur despierta turismo Barahora

Barahona. El Proyecto Perla del Sur  que se desarrolla en la provincia de Barahona, establecerá un nuevo modelo de negocio turístico y en su primera etapa a ser inaugurada en abril, tendrá  el club de playa, La Palapa,  y los hoteles boutique, La Casita y La Casita Village,  con un diseño exclusivo e integrado al entorno.

Los ejecutivos y accionistas del proyecto turístico Perla del Sur, aseguran que éste abrirá las puertas de Barahona al mundo como destino turístico a partir del desarrollo de un nuevo modelo de negocio que combina el turismo inmobiliario con residencias, villas privadas, apartamentos,  hoteles, marina y un centro de convenciones,  que aportará 1,200 habitaciones en sus tres fases de ejecución.

El director de ventas de Perla del Sur, Javier Herrera, entiende que  el modelo de desarrollo turístico de Barahona es diferente al desarrollo de otros destinos,  “En Barahona estamos apostando a un modelo diferente al todo incluido, estamos creando el formato y estableciendo el modelo de turismo sostenible con la integración de la comunidad que deberán seguir cualquier otro empresario o grupo que quiera hacer inversiones en la zona de manera que podamos asegurar que este destino arranque a partir de una perspectiva diferente y con otro nivel de turista”.

La segunda etapa del proyecto incluye la construcción de 22 “bungalow” cuya edificación estará lista en el primer trimestre del año próximo.  “En esta etapa también están incluida los edificios de hoteles para terminar con la marina en una tercera etapa”.

Una de las grandes apuestas de este complejo es la creación de la marina, la cual incluirá a Barahona en el circuito de las rutas de las embarcaciones que tocan la isla.  “Esta marina nos permitirá atraer a las costas barahoneras cientos de embarcaciones, nacionales y extranjeras que llegan a nuestras costas atraídos por la diversidad de especies marinas que tenemos, pero hasta ahora no lo hacen de manera recurrente.  Con la marina ofreceremos todos los servicios que requieren las embarcaciones para que incluyan a Barahona como un punto fijo en su trayectoria, con la ventaja de que en estas costas se puede pescar todo el año”.

En su etapa de construcción y planificación el proyecto tiene 500 empleados fijos, el 75% de la provincia, lo que representa solo un 20% del total que necesitará el complejo cuando se encuentre en plena operación, la proyección es tener de 700 a 800 empleados directos y un impacto en cerca de 6 mil personas de manera indirecta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba