Deportes

El velo se levanta sobre el recorrido del Tour de Francia 2022

El jueves se levantará el velo que recubre el recorrido del Tour de Francia 2022, que comenzará el 1 de julio en Copenhague, en la salida más septentrional de la centenaria historia de la carrera ciclista más prestigiosa del mundo.

Tres etapas en Dinamarca y una llegada a los Campos Elíseos en París, el 24 de julio, son las únicas certezas confirmadas por ASO, la empresa organizadora, que anunciará oficialmente el recorrido de la ‘Grande Boucle’ en el Palacio de Congresos de París.

A diferencia del año pasado, cuando la pandemia obligó a la organización a limitar el evento a un emisión televisiva, la ceremonia recupera su fasto y sus invitados de renombre. Junto al príncipe heredero Federico de Dinamarca, se cuenta con la presencia del doble ganador del Tour, el esloveno Tadej Pogacar, y del campeón del mundo, Julian Alaphilippe, en una ceremonia en la que por primera vez se presentará el tan esperado Tour de Francia femenino.

Marion Rousse, recientemente designada directora de la nueva prueba, y Christian Prudhomme, director del Tour desde 2007, desvelarán los pormenores de la carrera antes de que se revele el recorrido de la 109ª edición del Tour masculino.

Como es habitual, existen rumores procedentes de las administraciones locales y regionales que albergarán el paso del Tour, de las reservas hoteleras, o fruto de investigación periodística.

El mito de 1986

El norte, a menudo sinónimo de adoquines, podría recibir al Tour en su llegada a Francia después de sus tríptico danés. Después los Vosgos, con la probable Planche des Belles Filles, un clásico del Tour los últimos años desde la primera llegada en 2012, los Alpes (el Granon y el Alpe d’Huez suenan en la prensa regional) luego de una incursión en Suiza, y por último los Pirineos, con una contrarreloj un día antes de llegar a París.

A la espera de la confirmación de Christian Prudhomme, el Tour regresaría al mítico Alpe d’Huez, la mítica subida de 21 curvas, después de un paréntesis de cuatro años. El galés Geraint Thomas fue el ganador en la estación Oisans y conquistó la carrera en 2018.

En cuanto al Granon, ese puerto sólo fue escalado una vez. En 1986, Bernard Hinault, quien asistirá el jueves a la presentación, cedió su maillot amarillo al estadounidense Greg LeMond. Ambos campeones llegaron de la mano al Alpe d’Huez un día después al término de una etapa legendaria (con el Galibier y la Croix-de-Fer).

¿Cuántas llegadas en alto y grandes puertos? ¿Qué tanto se consagrará a la lucha contra el crono? ¿De qué oportunidades dispondrán los velocistas y los llegadores? Son muchas las cuestiones de momento sin respuesta, aunque se sabe que la primera contrarreloj en Copenhague, por las largas arterias de la capital danesa, tendrá una longitud de 13 kilómetros. La segunda etapa atravesará el Grand Belt, puente de 18 kilómetros sobre el mar, en un espectacular final hacia Nyborg.

«Habrá muchas probabilidades de tener que batallar en medio de ráfagas de viento», ya avisó Christian Prudhomme. El resto de trampas aún siguen ocultas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba